IFS

Las demandas de los consumidores, el incremento de los requisitos legales, la responsabilidad cada vez mayor de las empresas de distribución o la globalización del suministro de productos entre otros factores contribuyeron a que asociaciones de distribuidores de Alemania, Italia y Francia decidieran desarrollar una norma común de calidad y seguridad alimentaria.

El objetivo del certificado IFS (International Food Standard) es establecer un estándar uniforme para controlar y homogenizar el nivel de control de los proveedores de los productos de las grandes distribuidoras mayoristas y minoristas, en lo que se refiere a seguridad alimentaria en sus líneas de producción, y prácticas higiénicas de personal, locales, instalaciones.

Por ello, desde Green Bell asesoramos a compañías fabricantes o envasadoras de productos alimenticios y empresas de almacenamiento, transporte y distribución que deseen certificarse a través del estándar IFS para posicionarse como proveedores y poder acceder a nuevos mercados.